El Supremo rechaza como prueba las fotografías del dispositivo 'foto-rojo'

el .

semaforoLa Sala Tercera del Tribunal Supremo ha confirmado la anulación de una sanción de tráfico por infracción grave, consistente en saltarse un semáforo en rojo en un paso de peatones, interpuesta en función de la imagen captada por un dispositivo 'foto-rojo' en San Sebastián.

En la sentencia, el Tribunal Supremo no admite el recurso de casación interpuesto por el Ayuntamiento de San Sebastián contra la sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de la capital guipuzcoana, que decretaba la nulidad de la sanción. El Ayuntamiento donostiarra recurrió la citada sentencia que anulaba una sanción impuesta por rebasar un semáforo en rojo en un paso de peatones (infracción grave).La prueba de la infracción se obtuvo mediante el dispositivo de 'foto-rojo', que captó las imágenes del vehículo saltándose el semáforo.

 

Los controles metrológicos

Según la Sentencia, el dispositivo “foto-rojo” no está sometido al control metrológico en los términos establecidos por la ley (Ley 3/1985, de 18 de marzo). Tal control metrológico resulta imprescindible para dotar de validez probatoria a las fotografías que el dispositivo efectúa.

Los “foto-rojos” son una especie de radares colocados en varios puntos de la ciudad para controlar si los vehículos se saltan un semáforo en rojo. Con las cámaras enfocadas hacia el semáforo en cuestión, el dispositivo saca varias instantáneas a los coches que siguen circulando cuando la luz está roja

La razón por la que la primera sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de San Sebastián rechazó el valor de las imágenes es porque considera que, al igual que otro tipo de radares o dispositivos, también los foto-rojos deben estar sujetos a un control metrológico para garantizar su validez. En su recurso, el Consistorio alega que, en realidad, ese control metrológico no es necesario porque este tipo de radares no hacen ninguna medición, al contrario que los convencionales que, por ejemplo, miden la velocidad de los vehículos, o que los alcoholímetros, que miden el grado del alcohol. Sin embargo, el fallo del Supremo entiende que sí hay una medición temporal, ya que el foto-rojo mide el tiempo que el semáforo está en rojo y la posible infracción depende de esa medición. Por eso confirma que el dispositivo debe someterse al control metrológico para que sus instantáneas tengan validez.

A raíz de la sentencia, el Ayuntamiento de San Sebastián ha manifestado que retirará todos los dispositivos 'foto-rojo' de la ciudad.